Sea en sistemas de grúa modernos, en almacenes elevados automatizados o en la logística de contenedores, o sea como amortiguadores de tope en ferrocarriles, funiculares o puentes giratorios o para frenar desbastes y soportes en fábricas de acero: se emplea los amortiguadores para carga pesada en muchos sectores industriales para proteger máquinas, instalaciones y mercancías de fuertes cargas.